INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

25 mar. 2018

FIBROMIALGIA Y FATIGA CRÓNICA - IMSA - TALLER DE SALUD. Jueves, 5 de abril de 2018


A petición de un grupo de enfermas, y en atención a la fatiga que padecen, este taller se realizará de 15:30 a 17 horas.
Esperamos que este horario poco habitual les permita su asistencia.

La imagen puede contener: una o varias personas, calzado y texto

7 mar. 2018

La terapia con células madre podría frenar la esclerosis múltiple progresiva

ABC  Salud

El empleo de células madre derivadas de la piel atenúa la respuesta autoinmune por los macrófagos y la microglía y, por ende, reduce la inflamación y daños sobre el SNC

Neuronas y microglía

Neuronas y microglía - ARCHIVO



MADRID
La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa causada por la destrucción por el sistema inmune del propio paciente de la capa de mielina que protege las neuronas. Una enfermedad que padecen cerca de 47.000 españoles –y hasta 2,3 millones de personas en todo el mundo–, muy especialmente las mujeres, y para la que no existe cura. Menos aún en las formas progresivas de la enfermedad, para las que ni siquiera hay tratamientos capaces de frenar su evolución. De ahí la importancia de un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), en el que se describe una terapia con células madre capaz de aliviar los síntomas y de revertir los daños neuronales en las distintas formas de esclerosis múltiple. O así sucede, cuando menos, en modelos animales –ratones.

Como explica Stefano Pluchino, director de esta investigación publicada en la revista «Cell Stem Cell», «nuestro trabajo con ratones muestra que el uso de células reprogramadas del propio paciente podría abrir la puerta al tratamiento personalizado de enfermedades inflamatorias crónicas, incluidas las formas progresivas de la esclerosis múltiple».

Atenuar la respuesta autoinmune

Los macrófagos son las células del sistema inmune responsables de, entre otras funciones, proteger al organismo frente a los invasores, ya sean externos –como sería un virus o una bacteria– o internos –caso de una célula tumoral–. El problema es que estos macrófagos, que actúan como primera línea defensiva del organismo, confunden en ocasiones lo ‘propio’ con lo ‘extraño’ y desencadenan una enfermedad autoinmune. Así sucede en el caso de las ‘microglías’, esto es, de los macrófagos del sistema nervioso central, que pueden llegar a atacar a las neuronas cerebrales y de la médula espinal y causar una inflamación crónica. El resultado es el desarrollo de la esclerosis múltiple progresiva, que a diferencia de la forma más común de la enfermedad –la denominada ‘remitente-recurrente’– no cursa en forma de brotes, sino con un deterioro progresivo del SNC.
Y llegados a este punto, ¿no hay ninguna manera de contrarrestar el daño causado por las microglías a las neuronas? Pues en teoría, sí. Habría que utilizar células madre neurales (NSC), es decir, con capacidad para transformarse en cualquier célula del cerebro y la médula espinal. De hecho, un estudio previo de los mismos autores ya mostró que el trasplante de NSC reduce tanto la inflamación como los daños causados en el sistema nervioso central. Sin embargo, el primer problema que presenta el uso de este tipo de células madre es su origen. Y es que las NSC deben obtenerse de embriones, por lo que más allá de las cuestiones éticas, su disponibilidad es muy limitada. Pero aún hay otro problema y, si cabe, más importante. Dado que estas NSC no proceden del propio paciente, sino de un embrión, pueden ser identificadas por el organismo como ‘invasoras’, por lo que se desencadenaría una respuesta inmune para destruirlas. Lo cual no haría sino aumentar el grado de inflamación.
El uso de células reprogramadas del paciente podría abrir la puerta al tratamiento personalizado de las enfermedades inflamatorias crónicas
Entonces, ¿cuál puede ser la posible solución? Pues recurrir a SNC del propio paciente. Y para ello, lo que han hecho los autores es tomar células de la piel de adultos y ‘reprogramarlas’ para convertirlas en ‘células madre neurales inducidas’ (iNSC), cuya capacidad de diferenciación es similar al de las NSC. Todo ello sin provocar una respuesta inmunitaria. La pregunta entonces es: ¿estas iNSC funcionan?
En el estudio, los autores utilizaron un modelo animal –ratones– de esclerosis múltiple. Y lo primero que vieron es que, como consecuencia de la enfermedad, los animales presentaban unos niveles muy elevados de succinato, un metabolito que envía a la señal a los macrófagos y las microglías para que causen inflamación –si bien solo en el líquido cefalorraquídeo, que no en la sangre periférica.
Así, el siguiente paso fue trasplantar NSC e iNSC directamente en el líquido cefalorraquídeo de los animales. ¿Y qué sucedió? Pues que la inoculación de estas células madre indujo un descenso muy significativo de los niveles de succinato, lo que provocó una ‘reprogramación’ de los macrófagos y las microglías –que básicamente, pasaron de ser células inmunes ‘malas’ a ‘buenas’–. Así, y desarticulada la respuesta autoinmune, se observó una disminución de la inflamación y de los daños sobre el cerebro y la médula espinal.

También en las formas progresivas

En definitiva, el empleo de NSC abre la puerta al tratamiento, y quizás incluso a la cura, de la esclerosis múltiple, incluidas aquellas formas en las que, como ocurre con las progresivas, aún no hay ninguna terapia disponible. O más concretamente, de iNSC, que no solo pueden ayudar a reparar los daños neuronales ocasionados por la enfermedad, sino que también, como recuerdan los autores, presentan ventajas muy notables.
Como indica Stefano Pluchino, «nuestra estrategia resulta especialmente prometedora porque las iNSC no conllevan el riesgo de una respuesta inmune adversa».










Unidos Podemos pide reprobar a Tejerina por conflicto de intereses en la polémica de los tóxicos en los fertilizantes





https://www.youtube.com/watch?v=L-nwGUHp68k



Unidos Podemos ha registrado este lunes en el Congreso una petición para que la Cámara Baja repruebe a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, al considerar que su postura en el debate sobre la reducción de tóxicos en la industria de los fertilizantes entraña un conflicto de intereses dado su pasado profesional en el sector y no garantiza una defensa adecuada de los intereses generales.
El grupo confederal cree que la ministra falseó datos y dijo medias verdades en su intervención ante el Congreso la pasada semana al sugerir que la oposición del Gobierno español a esa limitación del cadmio se alinea como la postura de la propia Comisión Europea y de otros países de nuestro entorno. Para la portavoz adjunta de Unidos Podemos, Ione Belarra, "ni siquiera estamos ante un caso de puertas giratorias, sino de una auténtica ruleta rusa" que a su juicio hace imprescindible la salida de Tejerina del Ejecutivo por anteponer sus propios intereses, coincidentes con la industria para la que ha trabajado en el pasado, a los de la salud pública y la protección del medioambiente.
El diputado de En Marea y y portavoz del grupo confederal en la Comisión de Agricultura del Congreso, Antón Gómez-Reino, cree que la ministra "es el caballo de Troya del señor Villar Mir" (grupo al que pertenece Fertiberia, empresa donde Tejerina trabajó como directiva) y por eso debería dimitir".
 Durante su intervención parlamentaria la ministra aseguró que no existían pruebas científicas ni técnicas de la toxicidad de los niveles de cadmio actualmente permitidos, unas afirmaciones cuya veracidad es cuestionada ahora por Unidos Podemos, y acusó de frivolidad al grupo confederal al crear alarmas sociales que perjudican a la agricultura española y al mundo rural. 
 La petición de Unidos Podemos se debatirá en las próximas semanas. De lograr los apoyos políticos necesarios para prosperar, García Tejerina se sumaría a la lista de otros cuatro ministros ya reprobados en el Congreso en lo que llevamos de legislatura: el de Justicia, Rafael Catalá, el de Interior, Juan Ignacio Zoido,Exteriores, Alfonso Dastis y Hacienda, Cristóbal Montoro.

26 feb. 2018

La echinacea previene sobreinfecciones bacterianas inducidas por la gripe

A.Vogel blog



Por Equipo A. Vogel, el 26 febrero 2018, Plantas medicinales

La Echinacea purpurea fresca es una planta medicinal que tiene el potencial de reducir el riesgo de complicaciones inducidas por procesos virales de las vías respiratorias, como otitis, sinusitis, bronquitis, neumonía y septicemia. Así lo indica un estudio publicado en la revista Virus Research, donde señalan que evita la adhesión bacteriana inducida por virus, como el de la gripe, mediante la inhibición de la sobreestimulación de la inflamación.
Esto es así porque las bacterias, para poder entrar a través de las mucosas e infectarlas, necesitan un receptor a nivel de la superficie de las células de dicha mucosa. Este actúa a modo de ancla y une las bacterias a dicha área, aumentando en número y generando un proceso inflamatorio local allá donde se asienten. Y los virus como el de la gripe son capaces de inducir la síntesis de dichos receptores bacterianos. Es aquí donde actúa la echinacea, anulando los receptores para evitar que las bacterias se unan a las superficies mucosas, por lo que la sobreinfección bacteriana no se produce.
Frente a la gripe o los resfriados, es importante actuar reforzando el sistema inmunitario, de ahí la importancia de comenzar el tratamiento con echinacea fresca desde el primer síntoma. Así, esta planta medicinal supone, precisamente, una oportunidad para adelantarnos a la actuación del virus. De hecho, esta actúa a tres niveles: antes de la infección –ya que optimiza el sistema inmunológico–, durante la infección –porque regula la respuesta inmune y actúa directamente como antiviral en el caso de la gripe– y después de la infección –al impedir sobreinfecciones ocasionadas por bacterias–. Por tanto, el extracto de Echinacea purpurea fresca actúa de forma preventiva, porque optimiza las defensas, funcionando también como tratamiento de los síntomas agudos del proceso catarral.
Asimismo, el uso de echinacea mejora la adherencia del paciente al tratamiento frente a los fármacos de síntesis porque los pacientes manifiestan menos efectos secundarios atribuibles a la medicación. Por tanto, el cumplimiento del tratamiento es mayor. Su ventaja frente a la seca es patente, ya que en los extractos de planta seca se pierde el 90% de la actividad antiviral.
Por otra parte, la toma de preparados fitoterápicos de echinacea fresca también acorta la duración del proceso gripal, siendo este más corto, menos sintomático e intenso, por lo que el paciente tiene una recuperación más rápida.

23 feb. 2018

Advierten de consecuencias de la enfermedad hepática


DOCTOR EN CASA
NOTIMEXJueves 22 de feb 2018, GUADALAJARA, JALISCO
El investigador del Hospital de Especialidades
 del Instituto Mexicano del Seguro Social 
(IMSS) en Jalisco y cirujano gastroenterólogo, 
Alejandro González Ojeda, señaló que la 
enfermedad hepática conduce a la necesidad
 de un trasplante.







Precisó que alteraciones del hígado como lo es la cirrosis, conducen invariablemente a la necesidad de un trasplante con el fin de incrementar la calidad y expectativa de vida.
“A pesar de los avances en el manejo médico de las complicaciones de la cirrosis, un alto porcentaje de los pacientes presentan baja calidad de vida e insuficiencia hepática, y entonces el trasplante hepático ortotópico es, actualmente, la única opción de tratamiento definitivo”, refirió el experto.
Indicó que en pacientes con daño hepático como el antes mencionado, la supervivencia a seis meses es apenas de un 90 por ciento, mientras que de a un año asciende al 85 por ciento, a los tres años se incrementa a 80 por ciento, a cinco años es de 75 por ciento y a 10 años es del 64 por ciento.
Incluso, señaló, de 5 a 10 por ciento de los pacientes con enfermedad hepática pueden llegar a morir esperando la donación de este órgano para poder ser trasplantados.
Una vez trasplantados, refirió, la atención médica también se ha abocado a mejorar la calidad de vida de estos pacientes, en donde exista un estado de salud funcional, una percepción de buena salud, satisfacción con la vida y habilidades para desempeñarse.
Para medir estos aspectos, incluyendo las áreas físicas y mentales, indicó en un trabajo de investigación a su cargo, fue utilizado el cuestionario SF-36 a fin de evaluar el impacto en la calidad de vida de los pacientes con trasplante de hígado en un rango de 20 a 69 años de edad, del Centro Médico Nacional de Occidente.
En dicha encuesta, que consta de 36 preguntas, se constató que los pacientes presentaron complicaciones en menos del 10 por ciento de los casos, tanto a corto y largo plazo, principalmente de origen vascular, biliar, datos de rechazo, reincidencia de la enfermedad, y efectos adversos de inmunosupresión.
En dicho estudio se incluyeron a 37 pacientes que fueron trasplantados mediante la donación de un riñón de persona fallecida, en una muestra que abarcó las intervenciones realizadas en cinco años, cuya edad promedio fue de 48 años, y la enfermedad más frecuente que desarrollaron previo al trasplante, fue la cirrosis.
Al momento de esta investigación, indicó que los pacientes contaban con un tiempo de post trasplante hepático de por lo menos seis años.
El 67 por ciento de los pacientes entrevistados fueron mujeres, y las causas más comunes por las que derivaron en la necesidad de trasplantes fue en primer lugar cirrosis criptogénica, seguida por cirrosis biliar primaria, por poliquistisis hepatorrenal, por hepatocarcinoma y por enfermedad de Carolin.
Las frecuencias más altas en porcentajes se observaron en salud mental con un 56 por ciento, función social con un 54 por ciento, y aspecto emocional con un 54 por ciento, agregó.

Advierten de consecuencias de la enfermedad hepática
Alteraciones del hígado como lo es la cirrosis, conducen invariablemente a la necesidad de un trasplante con el fin de incrementar la calidad y expectativa de vida. (ARCHIVO)

Dietas alcalinas, aclarando conceptos

Resultado de imagen de soy como como

En los últimos años han aparecido numerosas dietas y productos que aseguran alcalinizar el cuerpo y así proteger la salud. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Inicio  ›  Reportajes 
20 de noviembre 2014 | Actualizado el 21 de marzo 2017

https://soycomocomo.es/reportajes/dietas-alcalinas-aclarando-conceptos

Lo primero: entender el concepto de pH

Toda disolución acuosa tiene un grado de acidez o alcalinidad según su concentración en iones H+ (protones). Esta característica se mide según una escala de pH que va de 0 a 14 en una relación inversa: a mayor presencia de iones H+ en un medio, menor valor de pH (ácido); y a menor presencia de iones H+, mayor valor de pH (alcalino o básico).
Esta característica también se aplica a nuestras estructuras corporales, ya que todas están inmersas en disoluciones acuosas cargadas de iones (electrolitos).
Esquema pH

El pH en el organismo

Somos seres complejos, con infinidad de disoluciones acuosas diferentes en nuestro organismo. Cada órgano y cada fluido dispone de un valor de pH característico de funcionalidad, y su tendencia vital es la de mantenerse en un margen de equilibrio (homeostasis). Por este motivo, no existe un pH único para todo el organismo.
El pH sanguíneo debe mantenerse siempre entre valores de 7,35-7,45. Niveles de pH diferentes a éstos pueden suponer problemas graves, incluso la muerte (motivo por el cual existen muchos mecanismos fisiológicos para que esto no ocurra).
En cambio, la orina oscila en un rango de pH mucho más amplio, con valores entre 4,5 y 7,8. También son posibles los cambios de pH en el medio extracelular. Este medio ha sido identificado por muchos como el “terreno” y está constituido por los líquidos y materia que rodea e impregna todas las células de nuestro organismo.
El doctor Alfred Pischinger (Austria, 1899-1983; médico y padre de la histoquímica) estudió a fondo el medio extracelular y lo bautizó como matriz extracelular (MEC), ya que observó que en realidad es un medio compuesto por un sistema muy complejo de células específicas llamadas fibroblastos, terminaciones nerviosas, capilares sanguíneos, células del sistema inmunitario y diferentes tipos de fibras, todo ello bañado en un líquido orgánico que, además de contener agua, alberga diferentes moléculas (ácidos grasos, aminoácidos, azúcares, coenzimas…) y productos de desecho. Cuando en esta MEC hay un exceso de protones (iones H+) se habla de un terreno ácido. En esta situación podría verse alterada su función y, por lo tanto, la del tejido correspondiente. El mismo Pischinger postuló que cualquier alteración de la MEC podría asociarse con el inicio de procesos patológicos (procesos inflamatorios, autoinmunes, degenerativos y tumorales) [1].
Por otro lado, Otto Warburg (Alemania, 1883-1970), quien recibió el premio Nobel en el año 1931 por su “Descubrimiento de la naturaleza y el modo de acción de la enzima respiratoria” [2], demostró que las células cancerígenas tienen un metabolismo anaerobio (no precisan oxígeno para vivir) y que se desarrollan en un medio ácido [3,4].
Los descubrimientos de Warburg se han utilizado durante años como base teórica de las dietas del pH y de productos que aseguran alcalinizar el organismo y, de esa forma, mantener la salud y evitar el desarrollo de patologías como el cáncer. Pero… ¿realmente es la acidez del medio extracelular la que promueve el desarrollo de las células cancerígenas? ¿No será la propia célula cancerígena la que genera ese medio ácido para sobrevivir y desarrollarse? ¿Quizás las dos cosas? En realidad hay más preguntas que respuestas.
En cualquier caso, hay que tener en cuenta que no se puede medir directamente el pH del medio extracelular de nuestro organismo. Los experimentos y las observaciones han sido realizadas en cultivos celulares y en experimentos con animales.

Verduras¿La alimentación puede alcalinizarnos?

Muchas de las corrientes que defienden las dietas o productos alcalinizantes aseguran que a través de lo que ingerimos se puede modificar el pH de la sangre y, con ello el de nuestro terreno. Pero si repasamos la fisiología y la fisiopatología humana es fácil darse cuenta de que esto no es posible. A no ser que haya una patología muy grave (renal o pulmonar), el pH de la sangre no se modifica con la dieta. El cuerpo dispone de estrategias de compensación de pH para que esto no ocurra:
  • Neutralización directa de la variación de pH del plasma sanguíneo mediante compuestos que contrarrestan el exceso o deficiencia de protones (iones H+). Son los sistemas tampón, por ejemplo el tampón carbónico/bicarbonato.
  • Sistema respiratorio, por el que se elimina CO2, que en el medio acuoso interno se comporta como un ácido.
  • Sistema renal, por el que se eliminan ácidos a través de la orina.
Centremos nuestra atención en este último. Aunque el pH de orina no ofrece la medida directa del pH de la sangre, podría ser un método indirecto para disponer de alguna información sobre nuestro equilibrio ácido-base.
La orina puede ofrecer valores distintos en función del momento de la jornada. De ahí la importancia de la hora a la que se toma la medida. La muestra debe ser de la segunda orina de la mañana (en ayunas), para evitar valores ácidos propios del metabolismo de regeneración que se produce durante el descanso nocturno. Además, las tiras indicadoras de pH deben ofrecer el margen específico posible de la orina, entre 4 y 8 (las tiras con rangos de 1 a 14 son muy poco precisas). Desde hace décadas, autores reconocidos como la doctora Catherine Kousmine han constatado la importancia del mantenimiento del pH urinario para conseguir una buena salud [5].
Se ha considerado que existen una serie de alimentos que acidifican la orina (acidificantes) como la carne, pescado, huevo, queso, grasas animales, aceites vegetales, cereales, legumbres, azúcar refinado, dulces, frutos secos, café, té, cacao y alcohol; así como alimentos que la alcalinizan (alcalinizantes) como las hortalizas, patatas y frutas. No obstante, no existen tablas fiables sobre el efecto que tienen cada uno de los alimentos sobre el pH urinario.
De forma más analítica, para determinar si un alimento es acidificante o alcalinizante de la orina se ha desarrollado el valor PRAL (Potential Renal Acid Load) [6]. Este valor se calcula a partir del contenido en cinco nutrientes (proteínas, fósforo, potasio, calcio y magnesio) por 100 g de alimento. Aunque se puede calcular el PRAL de cada alimento, de forma general se establece que:
  • Valores de PRAL positivos (debido a su mayor contenido en proteína): carne, pescado, marisco, lácteos, cereales, frutos secos (menos avellanas) y legumbres.
  • Valores de PRAL neutros (debido a que no contienen ninguno de estos nutrientes): azúcar y aceite refinado.
  • Valores de PRAL negativos (debido a su bajo contenido en proteínas): frutas y verduras.
Según esto, los alimentos con un PRAL positivo son alimentos que generan una orina más ácida y, por el contrario, los alimentos con un PRAL negativo generan una orina más alcalina.
Pero el método PRAL tiene muchas limitaciones, ya que solo depende de cinco nutrientes. Por ejemplo, alimentos como los aceites o los azúcares refinados son considerados como neutros. De hecho, las dietas según el pH no mantienen el criterio PRAL, ya que estos alimentos, así como en general los procesados y los alimentos de mala calidad, son considerados acidificantes.
No debemos identificar el sabor ácido de un alimento con la característica acidificante de la orina. Por ejemplo, el limón tiene sabor ácido pero, en cambio es alcalinizante de la orina.

Zumo de arándanosAlcalino no equivale a sano

El zumo de arándanos da lugar a una orina más ácida [7]. Sería un gran error considerar los arándanos alimentos perjudiciales por tener este efecto sobre el pH de la orina. Justamente este efecto ayuda a combatir ciertas infecciones urinarias que se desarrollan en un pH más alcalino.
Por otro lado, una orina alcalina favorece la formación de algunos tipos de cálculos renales (por ejemplo los de fosfato cálcico) y de algunas infecciones urinarias.

Ácido no equivale a perjudicial

La carne es un alimento clasificado como acidificante de la orina. Durante años se ha considerado que el consumo de carne aumenta la fragilidad ósea, ya que se observó que, a mayor ingesta de proteínas, aparecía una mayor cantidad de calcio en la orina [8]. La explicación teórica era que la ingesta de proteína (sobre todo la animal) genera una acidificación que se contrarresta utilizando minerales del hueso. Pero esta teoría ha resultado ser incorrecta; actualmente se sabe que la ingesta de proteínas aumenta la absorción de calcio intestinal, razón por la cual aparece más calcio en la orina (sin afectar a los marcadores óseos) [9].
El consumo de carne de buena calidad (ecológica y de animales bien alimentados) acompañada con una buena cantidad de hortalizas (no acompañada de patatas fritas o arroz blanco) es una opción dietética muy sana. ¿Se podría justificar porque los ácidos de la carne se neutralizan con el aporte de compuestos alcalinos de las hortalizas? Quizás. Pero hay muchos más argumentos que justifican que es una buena combinación.

El uso de suplementos alcalinizantes

Los suplementos alcalinos ayudan a la alcalinización del pH urinario. Por este motivo estarían justificados solo en algunos casos muy concretos.
Con la idea de reforzar la alcalinidad del organismo, han surgido en el mercado múltiples suplementos. La mayoría se basan en compuestos de citratos, carbonatos y minerales en varios tipos de presentaciones. También existe la llamada agua alcalina, que se forma al hidrolizar la molécula de agua, desechando protones (iones H+).
Los suplementos alcalinos ayudan a la alcalinización del pH urinario. Por este motivo estarían justificados solo en algunos casos muy concretos:
  • Cálculos renales de oxalato cálcico o de uratos que se suelen formar en orinas ácidas.
  • Acidez de estómago, ya que neutralizan el ácido clorhídrico.
  • Ayuda ergogénica: Mejora del rendimiento en deporte anaerobio de alta intensidad (sprints, levantamiento de pesas…). Para conseguir este efecto se necesitan tomar dosis elevadas de bicarbonato (u otros compuestos alcalinos) de aproximadamente 0,3 g por kg de peso. Estas cantidades tan elevadas pueden generar diarreas y vómitos al deportista [10].
Hay que tener en cuenta que, cuando se ingiere un suplemento o una sustancia muy alcalina, primero debe atravesar el sistema digestivo, y encontrarse en primer lugar con la barrera ácida del estómago. Este pH ácido es necesario para la digestión de los alimentos, para ayudar a la absorción de minerales (Ca, Fe…) o para poder absorber la vitamina B12. Si continuamente ingerimos sustancias muy alcalinas (sobre todo junto con las comidas), estaremos reduciendo la funcionalidad del pH ácido del estómago, y podríamos generar malas digestiones y, a la larga, deficiencias de micronutrientes.

¿Qué podemos hacer para equilibrar el pH del cuerpo?

Alcalinizar la orina no asegura la alcalinización de la matriz extracelular del organismo. Si realmente queremos alcalinizar nuestro terreno o MEC debemos entender nuestro cuerpo como un todo que trabaja para mantener un equilibrio constante. Algunos buenos consejos son:
  1. Cuidar los pulmones y respirar aire puro (ejercicios respiratorios y contacto con la naturaleza). Éste es el sistema más importante de eliminación de ácidos a través de la eliminación del CO2.
  2. Cuidar los riñones. Regulan la cantidad de bicarbonato que hay en nuestro organismo y se encargan de eliminar ácidos no volátiles (úrico, fosfórico, sulfúrico).
  3. Evitar el sedentarismo y realizar ejercicio de forma moderada, que no genere grandes cantidades de ácido láctico.
  4. Seguir una alimentación variada, equilibrada, adaptada a cada persona y sin tóxicos, que permita y mantenga un buen funcionamiento de los sistemas de regulación del pH y de todo el organismo.

Conclusiones

  • Considerar que un alimento es más o menos sano por su efecto sobre el pH urinario es una visión muy reduccionista y nada realista. Es cierto que muchos de los alimentos que se consideran como alcalinizantes son sanos (hortalizas, frutas); pero lo son por muchos motivos.
  • Alcalino no es sinónimo de bueno, ni ácido, sinónimo de malo.
  • La persona se ve influenciada por distintos parámetros vitales, por lo que no podemos tratar exclusivamente la alimentación como un parámetro específico en el sistema ácido-alcalino.
La salud es un concepto amplio en el que intervienen aspectos biológicos, físicos, químicos, emocionales, climáticos, sociales. La visión de conjunto (no la unilateral) sobre la alimentación es imprescindible para mantener la salud.
Referencias:
[1] Álvaro Naranjo T, Noguera-Salvá R, Fariñas Guerrero F. La matriz extracelular: Morfología, función y biotensegridad (parte I). Rev Esp Pat [revista internet].2009 noviembre [citada 09 mayo del 2014]; 42(4):249-261.
[2]nobelprize.org [internet]. The Nobel Prize in Physiology or Medicine 1931. Nobel Media AB 2014 web. [citada 22 abril del 2014].
[3] A. Brand R. Biographical Sketch. Otto Heinrich Warburg. Clin Orthop Relat Res [revista internet].2010 agosto [citada 09 mayo del 2014]; 468:2831–2832.
[4] Warburg OH. The classic: The chemical constitution of respiration ferment. Clin Orthop Relat Res [revista internet]. 2010 noviembre [citada 09 mayo del 2014]; 468(11):2833-2839
[5] Dra. Kousmine. ¡Salve su cuerpo! Javier Vergara Editor; 1988 noviembre.
[6] Remer T, Manz F. Potential renal acid load of foods and its influence on urine pH.
J Am Diet Assoc [revista internet] 1995 julio [citada 06 mayo del 2014];95(7):791-797.
[7] Kessler T, Jansen B, Hesse A. Effect of blackcurrant, cranberry and plum juice consumption on risk factors associated with kidney stone formation. Eur J Clin Nutr [revista internet] 2002 octubre [citada 22 abril del 2014]; 56(10):1020–1023.
[8] Weaver CM, Proulx WR, Heaney R. Choices for achieving adequate dietary calcium with a vegetarian diet. Am J Clin Nutr [revista internet] 1999 septiembre [citada 03 noviembre del 2014];70(3 Suppl):543S-548S.
[9] Cao JJ, Johnson LK, Hunt JR. A diet high in meat protein and potential renal acid load increases fractional calcium absorption and urinary calcium excretion without affecting markers of bone resorption or formation in postmenopausal women. J Nutr [revista internet] 2011 marzo [citada 03 noviembre del 2014];141(3):391-397.
[10] Kahle LE, Kelly PV, Eliot KA, Weiss EP. Acute sodium bicarbonate loading has negligible effects on resting and exercise blood pressure but causes gastrointestinal distress. Nutr Res [revista internet] 2013 junio [citada 09 mayo del 2014];33(6):479-486.
Artículo escrito por:

  • Lucía Redondo: Dietista-nutricionista. Profesora del IFPS Roger de Llúria. @Lucia_RedCue
  • Nuria Guiu: Dietista y farmacéutica
  • Gloria Vilatersana: Dietista i bióloga
  • Angels Florensa: Dietista i técnica en industrias agroalimentarias