INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras enfermedades emergentes que actualmente también se les denomina "enfermedades raras".

11 mar. 2017

DESINTOXICACIÓN (PARTE 3): RENAL



Hablemos de Desintoxicación renal

Muchas toxinas son eliminadas a través de los riñones después de que el hígado las convierta en hidrosolubles. Los riñones son también responsables, en buena parte, de la eliminación de productos de desecho tóxicos de la descomposición de las proteínas.

Así pues, los riñones son los encargados de eliminar esas toxinas a través de su excreción en la orina. A diario, filtran alrededor de 180 litros de fluidos y producen cerca de 1,4 litros de orina al día.



Se puede ayudar a los riñones en esta función tan importante a través de la dieta, evitando un consumo excesivo de proteínas y bebiendo cantidades adecuadas de agua.

Existe el principio en la ecología del medio ambiente de que “la mejor solución para la contaminación es la dilución”. Uno de los aspectos más importantes para mejorar la desintoxicación es beber abundantes cantidades de líquidos puros, como el agua.

El agua no sólo sirve como soporte para la transformación de toxinas hidrófilas o neutralizadas; también hay una relación directa entre la cantidad de agua ingerida y la producción de orina y el movimiento de heces. A diario, deben consumirse al menos 6 vasos de líquidos y la cantidad debe incrementarse durante el verano o durante un programa de desintoxicación.

Factores de ayuda en la desintoxicación del exceso de ácido úrico

El ácido úrico es un subproducto metabólico tóxico que se almacena principalmente en el tejido de las articulaciones, causando dolor e inflamación.

Si deseamos apoyar la desintoxicación del ácido úrico (hiperuricemia, ácido úrico elevado, gota), además de beber mucha agua o zumos para ayudar a los riñones a excretar mayores cantidades de ácido úrico, es necesario mantener una dieta que evite los alimentos ricos en purinas y ácidos nucléicos.

Los alimentos más ricos en purinas son los siguientes:

- Vísceras de animales, carnes rojas, extractos de cárnicos y preparados (caldos) o concentrados, paté y foié, marisco y huevas de pescado, pescado azul y bebidas alcohólicas. Las legumbres tienen un contenido moderado en purinas (consumir tan sólo una vez por semana).


Vitamina C

La vitamina C es un moderado agente uricosúrico. Se ha demostrado que su suplementación aumenta la excreción renal de ácido úrico, tanto en pacientes normales como en aquellos con excreción inadecuada de ácido úrico e hiperuricemia.

Cuando se ingiere de manera habitual puede normalizar la homeostasis del ácido úrico y regular su concentración sérica.

Precauciones: Debido a que, en teoría, un fuerte aumento de la excreción de ácido úrico puede producir la formación de cálculos renales de ácido úrico, y también a que la rápida reducción de los niveles titulares de ácido úrico produce el paradójico efecto de precipitar ataques de gota, la administración de la vitamina C en estos casos se hará siempre empezando con dosis bajas (500 mg al día), y se irá aumentando la dosis de modo lento y progresivo durante un período de dos meses hasta alcanzar la dosis mínima que tenga la máxima eficacia. Además, por precaución, se recomienda evitar la suplementación durante las crisis agudas de gota.

Dosis recomendada: De 500 a 1.000 mg al día, repartidos en distintas tomas.


Ácido fólico

Debido a la habilidad del ácido fólico para inhibir la enzima xantina oxidasa, que es una enzima clave en la síntesis del ácido úrico, se ha investigado la suplementación con ácido fólico como un método para disminuir la producción de ácido úrico.

Un estudio clínico descubrió que las altas dosis de ácido fólico reducían los niveles elevados de ácido úrico sérico, y que después, a la discontinuación siguió la elevación del ácido úrico sérico hasta unos niveles cercanos a los que había antes del tratamiento.

Precauciones: Estas altas dosis de ácido fólico pueden enmascarar una deficiencia de vitamina B12. Siempre que se suplemente con alguna de las vitaminas del complejo B, de forma individual y durante períodos de tiempo prolongados, es conveniente administrar el complejo B completo (por ejemplo, mediante el aporte de una fórmula multinutriente que incluya el complejo B) para evitar desequilibrios en el resto de las vitaminas.

Dosis recomendada: De 800 a 6.400 mcg al día, con las comidas.

Quercetina

La quercetina pertenece a un grupo de pigmentos solubles en agua llamados bioflavonoides. Muchas plantas, ya sean consideradas medicinales o no, deben gran parte de sus beneficios a los altos niveles de quercetina que presentan.

Por ejemplo, algunas clases de cebolla (como la roja) contienen tanta quercetina que el compuesto representa el 10% de su peso seco, siendo de este hecho de donde derivan sus múltiples propiedades terapéuticas. Otros alimentos con niveles elevados de quercetina son las manzanas, las uvas, el brócoli o el té. Tiene la capacidad para inhibir la  actividad de la xantina oxidasa, la enzima encargada de sintetizar el ácido úrico a partir de purinas.

Dosis recomendada: De 250 a 1.200 mg al día. La administración en combinación con bromelina favorecerá la absorción de la quercetina y, además, es antiinflamatoria, lo que será de gran ayuda en las inflamaciones relacionadas con los depósitos de ácido úrico.

La dosis recomendada de bromelina es de 125 a 500 mg, 2 a 3 veces al día, fuera de las comidas.

Aceite de pescado (aportando EPA)

El aporte suplementario de ácido eicosapentaenoico (EPA) es de gran utilidad para el tratamiento de la gota. El EPA limita la producción de leucotrienos proinflamatorios, que son los mediadores de una parte importante de la inflamación y la lesión tisular que se observa en la gota.

Dosis recomendada: 10 gramos (aportando 180 mg de EPA y 120 mg de DHA por gramo) de aceite de pescado o el equivalente necesario para aportar 1,8 gramos de EPA al día, con las comidas.


Plantas diuréticas

Las plantas diuréticas incrementan el flujo de orina. Entre las más empleadas, se pueden destacar las siguientes:

- Perejil (Petroselinum sativum), la cola de caballo (Equisetum arvense L.), el diente de león (Taraxacum officinale), la ortiga (Urtica dioica), el apio (Apium graveolens), y la esparraguera (Asparagus officinalis).

Lo más destacable de estas plantas es que suelen producir una excreción, principalmente de agua, sin que generalmente se vea aumentada la eliminación de iones. Estas plantas presentan una acción suave y cuantitativamente inferior a la de los diuréticos de síntesis.

El uso de plantas con actividad diurética está especialmente indicado en los siguientes casos:

• En afecciones bacterianas e inflamatorias de la pelvis renal y de las vías urinarias bajas. Los expertos recomiendan combinar plantas con acción antiadhesiva frente a patógenos (arándano rojo), antiséptica urinaria (por ejemplo, gayuba, enebro, sello de oro, equinácea y extracto de semilla de pomelo) y las propiamente diuréticas (por ejemplo, perejil, diente de león, ortiga, grama de las boticas, ulmaria y maíz) para lograr una mayor eficacia. Es imprescindible la ingesta de abundante líquido (se sugieren de 1,5 a 2 litros de agua al día).

• En la prevención y tratamiento de arenillas y cálculos urinarios.

• En infecciones de las vías urinarias que cursen con fiebre, en el tratamiento con citostáticos y en caso de hipertensión arterial. Su uso está indicado como coadyuvante.

• En los regímenes de adelgazamiento. Se utilizan como tratamiento coadyuvante por beneficiar la eliminación de líquidos.

• En casos de hiperuricemia/gota. Se utiliza como coadyuvante del tratamiento de base, con el fin de favorecer la diuresis y la eliminación mediante la orina del exceso de ácido úrico.

Se deberá ajustar la dosificación según la formulación y la presentación que se emplee. En todos los casos será indispensable la ingesta de mucha agua.


Sobre otras plantas

Cereza ácida/Guinda (Prunus cerasus)

Este fruto posee efectos inhibidores sobre la actividad de la xantina oxidorreductasa. Además de ser un agente hipouricémico, las guindas son especialmente ricas en flavonoides antocianinas que poseen efectos antioxidantes.

Cúrcuma (Curcum a longa)

La cúrcuma ocupa un lugar destacado en la medicina ayurvédica como depurativo general del organismo. Contiene curcumina que, en estudios realizados en animales, ha demostrado tener efectos protectores del tejido hepático expuesto a fármacos hepatotóxicos.

La curcumina obtenida de la cúrcuma tiene una potente acción antioxidante y es un excelente apoyo nutricional a las articulaciones. Además, se ha encontrado en diversos estudios que los curcuminoides, componentes activos de la cúrcuma poseen una considerable actividad antiinflamatoria, en parte debida a su capacidad para inhibir la síntesis de prostaglandinas inflamatorias. Esta actividad antiinflamatoria será de gran ayuda en procesos como
la gota.

Dosis recomendada: De 350 a 1.050 mg al día, de extracto de raíz (estandarizado como mínimo a un 95% de curcuminoides).

Recomendación: La administración simultánea de bromelina puede mejorar la biodisponibilidad de los principios activos de la cúrcuma.

Contraindicaciones: Embarazo, obstrucción de las vías biliares. En caso de cálculos biliares, será necesario un control médico adecuado.

Harpagofito (Harpagophytum procum bens)

El harpagofito parece que interviene en el proceso de eliminación de este compuesto y por tanto puede reducir los síntomas asociados a la gota. Además, posee propiedades diuréticas que facilitan la desintoxicación.

Dosis recomendada: de 500 a 1.000 mg al día de extracto estandarizado de raíz (5% de harpagósidos), o de 1 a 2 gramos de polvo, 3 veces al día.


Autor:

Mikel García Iturrioz
Director Técnico del 


Teléfono: 943470345


https://www.facebook.com/misohinutricion/



 Misohi Nutrición

No hay comentarios: